PADRE GIORGIO NONNI Padre maestro y amigos de los jóvenes

1

POR: Roger Obregon

Hasta hace unos días estaba molesto con DIOS porque sabía que este día estaba cerca y no quería aceptarlo. Pero ahora que veo todo con más claridad lo único que puedo decirle al señor es GRACIAS gracias por haberme dado un padre tan bueno y tan ejemplar, cada día que me levanto le pido a DIOS que me permita ser un grande padre grande maestro y amigo y creo que eso para mí es una gran bendición sin embargo, no sé cómo haré para vivir sin su alegría su optimismo, su sabiduría y su gran amor. PADRE GIORGIO NONNI padre maestro y amigos de los jóvenes nunca dejaste de decirme de ayudar a los pobres de hacer la caridad gracias PADRE Por haberme dado lección de vida, porque en la fatiga he gustado el descanso porque en el sudor he apreciado agua fría. Entendí que las cosas que hacen feliz se obtiene nomas con fatiga quien no quiere, no sabe, no acepta sufrir nunca podrá entender espero Padre que desde el cielo me estés escuchando y me sigas escuchando cada día porque creo que nunca podre dejar de hablar contigo y recurrir a ti para pedirte algún consejo. Gracias por enseñarme a amar sin reparos, a dar sin esperar nada a cambio y a soñar sin límites. naciste en Faenza – Italia, el 6 de abril de 1953, en 1973 habías escogido a realizar el Servicio Civil para ayudar a los enfermos del leprosorio del Campo Grande de Brasil, denominado: «Mato Groso» en donde estuviste por dos años en la experiencia de la caridad.

Llegaste ha Chacas y te hospedaste en la casa del P. Hugo De Censi, con tu buen comportamiento, ganaste su corazón y llegaste a ser hijo predilecto de toda su vida de él, por tu obediencia, por tu sencillez, por tu buen corazón y especialmente por tu amor a los más necesitados de la sociedad de américa latina, en donde está presente el movimiento de la «Operación Mato Groso»: Brasil, Bolivia, Ecuador y Perú. Ahora, al que falta tu presencia más es al P. Hugo, porque fuiste su columna vertebral de él en su obra incansable de trabajo social y espiritual.

Fuiste ordenado Sacerdote en julio del 1987 en Chacas – Perú. Las palabras de Jesucristo que escogiste, como lema de tu Ordenación Sacerdotal de la tarjeta de tu recordatorio, siempre me maravillo: «Quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mí, la encontrará» (Mt 16,25). Hiciste encarnar este lema en tu vida, porque tu vida terrena fue bien marcada a gastar la vida por miles de niños/as dando instrucción y educación para sus vidas, especialmente haciendo conocer y amar a Dios, a fin que ganaras la vida eterna después de tu muerte. En verdad, fuiste heraldo incasable de la caridad sin distinción a nadie realizando escuelas y creando fuentes de trabajo y oportunidades para los demás por amor a Dios.

Tierra bendita de Llamellin – Provincia de Antonio Raimondi, – que lleva por nombre del hombre milanese e italiano – fue afortunado de tenerte por Párroco desde 1987 hasta el día de hoy, 13 de enero del 2015. Hoy, llora tu partida, pero, tu cuerpo se quedara enterrado en medio de ellos, para intercederé hasta el fin de los tiempos desde el cielo por cada uno de ellos…

POR: Roger Obregon

Share.

About Author

1 comentario

Leave A Reply